Emprendedores se capacitan con casos reales en HUBiobío

Emprendedores se capacitan con casos reales en HUBiobío

  • Avanzan los talleres de HUBiobío, esta vez, con la presentación del caso exitoso de Productos Lázaro.

Ya entró en su cuarta semana la serie de talleres de capacitación de emprendedores de la Región, en el marco del proyecto Modelo de Gestión para Innovación Sustentable en los Procesos Empresariales, HUBiobío, que ejecuta la Incubadora de Empresas CREando UBB de la Universidad del Bío-Bío.

Habiendo superado las etapas de nivelación de conocimientos, Meet Ups, Design Thinking y estudio de casos, esta semana, los asistentes accedieron a los talleres de Customer Development, para conocer historias de emprendimientos exitosos, relatadas por sus propios protagonistas.

IMG_7217 en bajaEste miércoles, Pablo Olivera, diseñador industrial de la UBB, fue el encargado de compartir con los participantes de HUBiobío, su propia experiencia de negocio como un emprendedor que fue asesorado por la Incubadora de Empresas CREando UBB. Actualmente, Pablo lidera su empresa Productos Lázaro, que trabaja para la recuperación de la autonomía de las personas con discapacidad, a través de la incorporación de un kit eléctrico que mejora la movilidad las sillas de ruedas. Este producto es fácilmente instalable, incluye una batería recargable conectable a la red eléctrica domiciliaria y otorga una autonomía para recorrer hasta 15 kilómetros a una velocidad máxima de 8 km/h.

 

Pablo explicó a los asistentes su trayectoria como emprendedor y cómo ésta se ha visto beneficiada por las asesorías que ha recibido por parte del equipo profesional de la Incubadora de Empresas CREando UBB. “A partir de la tesis que hice en la carrera, me involucré con la incubadora porque quería diseñar un producto que tuviera un impacto, que ese caso se trató de un adoquín cerámico, que tenía un alto grado y requería los fondos para poder desarrollando, y CREando me apoyó en eso, para poder postular a un fondo Innova Bío Bío para la categoría Prototipo. Ahí obtuve mi primer financiamiento, de $1.000.000 para poder financiar mi tesis. Después postulé el mismo proyecto de la tesis, para seguir desarrollándolo, pero ahora, en la categoría Nuevos Proyectos y nuevamente con el patrocinio de la Incubadora, y me adjudiqué los $5.000.000”, detalla Morales.

IMG_7245 en bajaLuego de esto, Pablo se adjudicó una pasantía en España, donde, a partir de los contactos y experiencias adquiridas, plantea la base de los que sería el proyecto Lázaro. “Cuando volví, con la idea ya definida, comencé a trabajar en la escuela de Diseño de la UBB como docente, entonces mantuve siempre el contacto con CREando. Lázaro, ahora está tomando vuelo, a partir de presentaciones como la de hoy. Actualmente, ya hemos producido 14 unidades, de las cuales ya hemos vendido seis, la empresa está funcionando, un emprendimiento que ha provocado un impacto importante y mucho interés de las personas, pero éstos son pasos que hay que ir dando de a poco”, enfatizó.

En su intervención, Pablo hizo un fuerte llamado a la acción a los participantes del HUBiobío. “Si están acá, en esta charla, es por algo: es porque también tienen una inquietud, como la que yo tenía de hacer mis propias cosas, de dejar una huella. Si yo estuve acá, hace años escuchando, eso me lleva a apoyarlos dando la energía y la motivación de mostrar que sí se puede lograr. Estos son proyectos que se materializan a partir de la nada, sólo con una idea y el capital humano, pero el trabajo es paso a paso, para ir logrando cosas, participando en todas las convocatorias, hay que moverse mucho, ser muy curiosos y eso es parte del ADN de un emprendedor. Si uno realmente quiere y está determinado a causar un impacto, tiene que hacerlo en base al propio esfuerzo”, comentó el emprendedor.